Cargando...

Como prestar un ebook o ¿Qué mente perversa inventó el DRM?

Hola soñadores,

Os voy a contar algo que me pasó ésta tarde. Quedé a tomar un café con una amiga y estábamos charlando de libros (sí, mi obsesión llega hasta ese punto) y le recomendé un libro que había leído recientemente mientras ella me hablaba maravillas de su última lectura. Llegado a este punto yo quería que me dejase ese libro y ella el mío pero teníamos un problema: ambos estaban en ebook. Yo torcí la cabeza y fruncí el ceño pensativa “¿nos los podemos prestar?” me pregunté. Era una cuestión que nunca me había parado a pensar seriamente: ¿Existe alguna forma de prestar un ebook? Después de darle vueltas al tema, y no encontrar respuesta, tomamos la alternativa más fácil: tú me dejas tu ereader y yo el mío, quedamos tal día y nos los intercambiamos de nuevo (este punto siempre es el más importante en un préstamo que ya sabemos todos que a veces los libros no se devuelven).

Cuando llegué a mi casa me pregunté si realmente existía una forma sencilla de prestar un ebook a un amigo. ¿Quizás autorizándolo por email? Ya sabía que el DRM era un invento odioso, y potencialmente peligroso, pero esperaba que a alguien se le hubiese ocurrido la brillante idea de que el cliente podría sentir la necesidad de compartir un libro con alguna persona de confianza. Si como yo os preguntáis si esto se puede os diré que la respuesta es: NO.

Y para argumentar que cuando tu compras un libro en ebook (normalmente por apenas 3 o 4 euros menos que el mismo libro en papel) no puedes prestarlo me he encontrado todo tipo de excusas. Este vendría siendo el resumen: Cuando tú compras un ebook no adquieres realmente un objeto sino la licencia de lectura del mismo. Por lo tanto es el editor quien debe establecer bajo qué criterios se ejerce dicha licencia. Ellos son los que deciden si ese ebook se podrá imprimir, por ejemplo, o no. ¿Qué quiere decir esto a efectos prácticos? Que tú realmente has pagado por algo que no te pertenece. Ni más ni menos. Para que nos hagamos una idea un ebook es como una entrada de cine; te permite ver la película pero nadie más puede verla con la misma entrada. Si comparamos un ebook con una peli hasta estamos ganando, por lo menos podemos verla más de una vez.

Me ha sorprendido encontrar en mi investigación que en Amazon.com sí que se permite el préstamo de determinados libros (y aquí el editor vuelve a tener la última palabra) pero solo en Estados Unidos. Sinceramente espero que esta práctica llegue a nuestro país, al igual que los precios de los ebooks que allí tienen (y del papel ya que nos ponemos a pedir).

Sabiendo esto lo que me pregunto es ¿Por qué comprar un ebook? Veamos las ventajas y desventajas.

VENTAJAS: No ocupa espacio, los ereaders permiten leer con la luz apagada, pesan menos que la mayoría de los libros y si tienen tinta digital son tan cómodos de leer como el papel, al ser un fichero electrónico se tarda apenas unos minutos en tenerlo listo para lectura (y no tienes que desplazarte a una librería o pagar gastos de envío).

DESVENTAJAS: En la mayoría de los casos el precio no merece la pena, realmente no estas pagando por un artículo sino por una licencia, no pueden prestarse, intercambiarse o regalarse (a no ser que se haga desde el primer momento), al ser un fichero puede perderse más fácilmente que un libro físico, siguen contaminando el medio ambiente pues los ereaders utilizan energía (y en España no es precisamente ecológica), para leer ebooks debes comprar primero un ereader (y no son baratos) y si este ereader no tiene tinta digital es perjudicial para la vista.

Seguramente podría poner algún punto más en esa lista pero ahora mismo no se me ocurre.

Así que resumiendo, un ebook tiene ventajas y desventajas con respecto al papel pero un inconveniente bastante importante: el DRM. ¿Qué es el DRM? Pues la Wikipedia nos lo define así:
 
Gestión digital de derechos (a veces escrito también gestión de derechos digitales) o DRM (sigla en inglés de digital rights management) es un término genérico que se refiere a las tecnologías de control de acceso usadas por editoriales y propietarios de derechos de autor para limitar el uso de medios o dispositivos digitales. También se puede referir a las restricciones asociadas a instancias específicas de obras digitales o dispositivos. Los DRM se solapan, hasta cierto punto, con la protección de copia de software, aunque el término DRM es generalmente aplicado a medios creativos (música, películas, etc.) mientras que el término "protección de copia" tiende a referirse a los mecanismos de protección de copia en software computacional.

En otras palabras, el DRM es el sistema que colocan las editoriales a los ebooks para que no puedan compartirse. Lo que significa que si queremos ser legales nunca dispondremos del libro a no ser que lo compremos en papel (y... si no queremos serlo encontraremos miles de tutoriales en la red para saltarnos este precioso DRM con unos pocos clicks). En fin, estamos en lo de siempre, para ponerle las cosas difíciles a los que quieren aprovecharse de las editoriales acaban pagando los que pagan por el producto (pues los otros se lo bajan pirata y lo comparten, prestan e intercambian como les sale de las narices).

Y llegados es este punto yo me pregunto: ¿No sería más fácil dejar que la gente preste los ebooks? Las normas de préstamo de ebooks de Amazon.com indican que cuando tú prestas un libro no podrás leerlo hasta pasados 14 días. Pasado ese plazo el libro vuelve a tus manos y puedes volver a prestarlo o no. ¿No os parece maravilloso? Como con un libro en papel no puedes leerlo si otro lo tiene pero se acabó el dejar un libro y que nunca más te lo devuelvan, el libro siempre regresará a tu librería. Si se implementase esta norma en España pagaríamos un poco menos por cada libro, lo podríamos prestar a nuestros amigos y ahorraríamos espacio en nuestras librerías. Pero claro… si en España tuviésemos este método (con esa ocurrente inventiva que nos ha otorgado la crisis) organizaríamos un book tour digital. Se me ocurre que esto tendría una solución bastante sencillita como la de limitar el número de préstamos. Está claro que un libro en papel soporta un gran número de lecturas (prueba de ello son las bibliotecas o el book crossing) pero como hablamos de un fichero yo estaría dispuesta a aceptar un límite razonable. ¿Sería tanto pedir?

Como no voy a arreglar el mundo por quejarme solo puedo pararme a reflexionar sobre el tema y decidir después si sigo gastándome dinero en “licencias de lectura”. Está en poder del todopoderoso editor el mejorar esta situación. Bajo mi punto de vista cuanto más quieres limitar un producto a tus consumidores más querrán ellos liberarlo y el modelo actual de ebook necesita mejorar en muchos aspectos. Ya hay algunas iniciativas interesantes al respecto como por ejemplo 24symbols donde podemos encontrar muchos libros totalmente legales y gratuitos (y lo más importante, actuales). Pero el ebook sigue siendo la asignatura pendiente de la andadura en la red de las editoriales. Solo el tiempo dirá si ponen medios e intentan solucionar el problema; bien sea bajando mucho los precios o permitiendo el préstamo.

¿Qué opináis vosotros soñadores?

15 comentarios:

  1. Por lo general eso de las DRM es un obstáculo realmente complicado, por lo general intento comprar mis libros en físico, pero también me encuentro en el dilema de que no han sido editados en mi país o ni siquiera se han traducido al español. Lamentablemente en algunas de las ocasiones he llegado al punto de bajar copias realizadas por algunos foros. Por desgracia, leer cuesta y cuesta demasiado. Espero que algún día esas limitaciones y problemas para conseguir libros ya sea de manera digital o física no sean tantos y podamos disfrutar las lecturas de manera mas libre y menos costosas

    ResponderEliminar
  2. Discrepo en éste pequeño punto:

    los ereaders permiten leer con la luz apagada

    En mi kindle no. Es como un libro de papel (hasta a veces parece que se transparente tinta de una hoja a otra), y de hecho me está genial, porque con la pantalla iluminada me duelen los ojos xDDD). Spain is different! Y luego dicen que no pirateemos libros... En fin...

    ResponderEliminar
  3. Me regalaron un ereader pero no lo utilizo mucho por varios motivos:
    - los ebooks son realmente caros, solo hay un par de euros con respecto al de papel.
    - Me sigue gustando mucho mas leer en papel.

    En el ereader se lee muy bien y tiene que ser con la luz encendida y no molesta nada la vista.

    Es una pena que sean tan caros solo estoy dispuesta a pagar como mucho 3 euros por un libro digital y encima no lo puedo prestar tal como tu dices.
    En fin...

    ResponderEliminar
  4. Hay maneras de quitar el drm y sitios donde lo explican. Yo desde hace tiempo prefiero el ebook, es mas comodo para mi gusto. Y hay muy buenos libros digitales a muy buen precio. Es mas bien segun que editorial asi es lo que pagas. A ellas no les interesa que el ebook lleve ventaja porque sus ganancias disminuirian.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. A mi me gusta mas los libros en físico, en parte porque no tengo un ereader, bueno tengo un kindle pero en la pc jeje, pero aún así lo prefiero en papel.

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Yo sí uso ereader, pero reconozco que para consumir cosas de Amazon he tenido que "modificar" mi programa de biblioteca Calibre (un modo de que no se te pierdan los libros electrónicos), para poder quitar el drm y leerlos en el Wolder, que no lee el formato exclusivo de Amazon.
    Mi lector tampoco se lee sin luz (eso es lo que me gusta, porque demasiado tiempo paso ya en el ordenador como para leer en otro), con sólo una carga de batería da para +8000 páginas, que, sinceramente, dudo que un libro físico cueste menos energía producirlo.
    En cuanto a lo de que no se compra un bien, eso es relativo. En España las editoriales tienden a tratar a todo el mundo como pirata, cuando sus precios no hacen más que justificar ciertas medidas por parte de los usuarios (¿se hicieron antes los precios abusivos de los libros, tanto papel o digital o fueron antes los piratas?). Además, ¿acaso cuando compro un libro físico me vuelvo propietaria de la historia? ¿Eso me permite reimprimirlo y venderlo por mi cuenta? Deberían aprender que en un mundo tan digitalizado como el nuestro (y más que lo estará), un producto digital es tan real como uno físico, y por lo tanto sigues comprando un bien (¡qué leches, has pagado por él!).
    De todas maneras, hay editoriales más o menos pequeñas que no cobran precios desorbitados por los ebook, que no tienen DRM, o incluso autores autopublicados de amazon que son una joya y tampoco ponen el libro con DRM. Sólo hay que saber buscarlos.
    Eso sí, yo para editoriales "grandes" me compro antes el físico por ese precio de oro (mínimo 16€ 250 págs en tapa blanda) que la misma historia por un precio que rondará 2€ menos que el físico, que eso ya no es de oro, es directamente una estafa.
    En fin, siento el rollo-tocho-comentario, pero esa es en general mi opinión xD
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Yo cada vez uso más el kinddle de mi hermano la verdad ^^ Sobretodo desde que conseguí intercambiar ebooks con una amiga, ¡estamos las dos viciadas! Por supuesto, cuando hay una saga que me interesa de verdad, sigo prefiriendo los libros en físicos, porque no estoy segura de si se llegan a borrar los ebooks que conseguí, si pueden volver a bajarse del mismo sitio o tendrías que volver a pagar... esa es mi gran duda. Por lo demás, puedes leer mucha mierda que no te interesaría volver a echarle un vistazo. Da rabia que libros en papel que nunca más te vas a leer ni vas a prestar a nadie porque apestan, ocupen las estanterías. ¡Que en mi casa ya no hay sitio para más! Hay cinco lectores voraces xD. Eso.

    Me encantó tu artículo ^^ pero siempre hay foros, blogs, y demás, con soluciones para todos los problemas que te puedas encontrar, recuerda esto . Bs!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, no me salió el "esto", era "siempre que se te ocurra una pregunta, por muy absurda que sea, alguien del otro lado del mundo la habrá preguntado hace 4 años, y tendrá su respuesta".

      Eliminar
  8. Ese es uno de los motivos por los que nunca he comprado un libro electrónico y me los descargo ilegalmente. Cuando yo pago por un bien, quiero disponer de ese bien como me plazca: usarlo, prestarlo, regalarlo... como si quiero cambiarle el formato o pintar encima (cosa que no hago, aunque saber que puedo me aporta cierta seguridad).
    Pero cuando pagas por archivos, no puedes hacer nada de eso, ergo has pagado por un montón de unos y ceros con los que no puedes hacer nada, salvo "disfrutarlos".
    Si yo pago por un bien físico, digamos un libro, y no lo disfruto porque no me gusta, siempre me queda venderlo o intercambiarlo para recuperar parte de la inversión fallida. Con archivos electrónicos no hay modo humano de recuperar dicha inversión.
    Lo cual convierte a los ebooks en algo por lo que no merece la pena gastarse el dinero. Lo que es más, por el precio de algunos e-books puedo adquirir dos o tres libros físicos de segunda mano que podré revender a voluntad. Luego se preguntarán por qué la gente piratea...

    ResponderEliminar
  9. Qué bien me ha venido esta entrada porque yo con mi madre me intercam,bio los libros una vez leídos y con el digital, como las dos tenemos el mismo kindle pues nos los vamos pasando (como hiciste tu con tu amiga).
    Lo ideal sería lo que has comentado que existe en amazon de eeuu...
    Pero de todas formas donde esté el papel...que se quite lo demás jeje
    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Total, te descargas el calibre y facilito lo desbloquea ._.

    Buena entrada :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Equiliqua yo hago lo mismo ;)

      Eliminar
  11. Que mal. Si pagas ese dinero supuestamente es porque es tuyo el libro, es que por eso es como si no dejan compartir un libro porque los otros no lo han pagado.

    ResponderEliminar
  12. Nunca he prestado un ebook, pero cuando he comprado algún libro en amazon para el Kindle, no he tenido problema de almacenarlo en el ordenador cuando he terminado de leerlo, imagino que no será difícil transferirlo a la memoria de otro lector. Pero claro, los libros que he comprado por amazon son autopublicados, quizá ahí el DRM no existe y lo ponen sólo las editoriales. Pero en fin, no me parece del todo correcto que no puedas prestar un libro. No sé, no me entra en la cabeza.

    Claro que si el libro no llega al euro... ¿para qué prestarlo?

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  13. Pues respecto a este tema, si tienes posesión anterior del libro en formato pdf o mobi o el que sea se lo puedes pasar a tu amigo vía email o usb y que el o ella lo meta en su ebook. Yo es que sinceramente desde que tengo el kindle la gran mayoría de lo que he leído en el son libros "ilegales" vamos gratis totalmente, y desde luego es mucho mas fácil, los pasas a quien quieres, no pagas un duro (que tal y como están las cosas no estamos para gastar demasiado) y disfrutas de la lectura, algo que todos deberíamos tener derecho a hacer, sin importar el dinero que se tenga. A mi me pasa por ej. que con varias compras en libros y mangas que hago al mes no me llega para todo lo que me gustaría, pues si algo puedo conseguir gratis por internet, bienvenido sea ^^

    Ahora si es cierto que la poca diferencia de precio que hay entre libros en formato físico y digitales me parece vergonzoso, y no merece mucho la pena. Yo por eso suelo optar a cuando compro un libro hacerlo en formato físico, que se queda conmigo para siempre y lo puedo prestar cuantas veces quiera ^^

    ResponderEliminar