Cargando...

Crónica de la entrevista a los protas de Pomelo y Limón

¡Hola soñadores!

Hoy os traigo una entrada muy muy especial. Es una sorpresita que he preparado junto con Begoña Oro y que estamos emocionadas de poder ofreceros.

Esperamos que os guste muchísimo. ^^


Crónica de la entrevista a Jorge y María protagonistas de la novela Pomelo y Limón


Era el día tal y pascual y me encuentro con los dos protagonistas de la novela Pomelo y Limón en una cafetería en Barcelona.

Cuál es mi sorpresa cuando los veo venir con sus madres: Candela Brines Ministra de Economía ya la actriz Rebeca Lindon.

Después de saludarles muerta de vergüenza (no todos los días conoces a los protagonistas de una historia como esta y menos aún a sus famosas madres)

Bueno… (titubeo) Primero de todo, muchas gracias por acceder a esta entrevista.

María: Muchas gracias a ti por interesarte y darnos la oportunidad de expresarnos.
Rebeca: Bueno, yo me voy. Encantada. Adiós, Jorge. Vuelves con María, ¿no?
Jorge: Adiós, mamá.

Rebeca, la madre de Jorge, da dos besos primero a María, y luego a su hijo. En ese momento, la madre de María aprovecha para despedirse.

Candela: Yo también os dejo. Os paso a buscar dentro de tres horas, en la plaza.

Candela da un par de besos a su hija y se va. Creo que mi cara es un poema. No solo porque ver a una famosa como Rebeca Lindon de cerca paralice, sino porque no podía imaginarme que las madres de Jorge y María, que no se llevan nada bien en el libro, pudieran estar juntas más de un segundo.

Eeeh, vaya… ¿Vuestras madres se han hecho amigas?
María: Bueno, no exactamente.
Jorge: Digamos que ahora se toleran.
María: Sí, desde que leyeron Pomelo y limón.

A María se le escapa la sonrisa por los ojos al pronunciar las palabras “pomelo y limón”.

Precisamente quería preguntaros por eso: ¿qué ha supuesto para vosotros la publicación de este libro con el que, por primera vez, podremos saber la verdad después de tantas especulaciones y rumores? Aparte de que ahora vuestras madres sean capaces de soportarse...

María: Bueno, no pienso chafar el final a quienes aún no han leído nuestra historia pero… Sí puedo decir que, para nosotros, que hayan publicado Pomelo y limón ha sido ya un éxito. Como se dice en el libro, Pomelo y limón es una campaña, pero no de publicidad, sino de privacidad. Queríamos que nos dejaran en paz, y reclamar nuestro espacio, un espacio donde querernos.
Jorge: Sí, ese espacio no existía. Todo el mundo nos perseguía, nos vigilaba, nos miraban como si estuviéramos haciendo algo horrible.

Pero ahora os seguirán mirando. Puede que incluso os miren un poco más…

Jorge: La diferencia es que antes nos lanzaban miradas acusadoras, o nos perseguían con cámaras, o cuchicheaban o… Pero ahora… Ahora nos miran de otra forma.

¿Cómo?

Jorge: No sé… Como con…

Parece que a Jorge le cuesta encontrar la palabra. Pero por fin da con ella:

Jorge: ¡Complicidad! ¡Eso! Con complicidad.
María: Sí, a mí el otro día me paró una chica por la calle ¡para pedirme perdón! Me contó que, antes de leer Pomelo y limón había opinado sobre mí, y había escrito cosas terribles en un foro. Me dijo que, después de leer el libro, sentía haberlo hecho. Hasta entonces no se había parado a pensar en el daño que podrían hacer sus palabras.

El libro contiene no solo vuestra historia sino también emails personales y dibujos realizados por vosotros mismos ¿Cómo se os ocurrió incluirlos o fue idea del narrador/a? ¿Creéis que sin ellos el lector no habría comprendido completamente vuestra historia?

María: ¡Fue idea del padre de Jorge!
Jorge: Sí, y la verdad es que nos parece una idea genial. No es lo mismo dejar que alguien cuente nuestra historia con sus palabras que darnos la voz a nosotros directamente. Es como ponernos un micrófono delante. Y ahora por fin somos nosotros los que contamos nuestra historia.
María: Y además, los dibujos de Jorge son taaaaan bonitos…

Al ser una historia de amor tan mediática, los lectores sin duda acudirán a vuestros perfiles de las redes sociales para saber todo al respecto ¿Os molesta este tipo de intrusión en vuestra intimidad después de todo lo que habéis tenido que sufrir?

María: A mí no me molesta. Al fin y al cabo, somos nosotros los que decimos lo que queremos decir. Y lo que no queremos que sea público, nos lo guardamos.
Jorge: Sí, antes, en Internet, nos tocaba leer cada cosa sobre nosotros y nuestras madres… No puedes controlar lo que los demás dicen de ti, pero sí puedes, y debes, controlar lo que dices, o cuelgas, de ti mismo.

Jorge dice estas palabras muy serio. Se nota que lleva años siendo un “hijo de famosa”.

María, tú tienes un blog personal, así que eres una blogger igual que lo soy yo. ¿Qué consideras más importante de esta plataforma de difusión de tus pensamientos? ¿Te gusta ver que la gente te comprende, quizás un poco más, al poder leer tus propias palabras y opinar sobre ellas?

María: Oh, sí. Me encanta. Cada comentario que encuentro es como un subidón. Sobre todo, cuando son de personas a las que no conozco, como Yaiza, pero que noto que me entienden como si fueran amigos míos. Pero además de los comentarios de los demás, el blog también me sirve a mí para ordenar mis ideas. O para desahogarme.
Jorge: O para contar tontadas.
María: Pues sí. Y lo a gusto que se queda una…

Me ha llamado mucho la atención del libro, que incluyáis vínculos a páginas web para que podamos ver en todo momento a que os estáis refiriendo con vuestras palabras. Partiendo de la base de que los lectores del blog tiene internet y acceso a estos vínculos. ¿Creéis que son necesarios para comprender del todo la historia?

Jorge: En realidad, basta con leer el libro para comprender la historia. Pero si entras en los contenidos que hay en Internet, tienes como unos extras. Además, lo mejor de esa parte digital de la historia, es que tú también puedes participar en ella.
María: Sí, eso es lo mejor. O al menos a mí me lo parece. ¡Es que estoy deseando conocer la opinión de los que han leído nuestra historia!

Jejejeje, yo ya la he leído y os aseguro que me ha encantado. Ha sido un placer entrevistaros y que me dediquéis este ratito… ¡Ah! Que no se me olvide. ¿Me podéis firmar el libro?

Jorge: ¡Claro!
María: Por supuesto Nuria.

Y con mi libro firmadito en el bolso a buen recaudo me despido de los dos con un par de besos y salgo de la cafetería, no sin antes volver la vista atrás para mirarlos una vez más. Sonrío y los miro ahí sentados, tomando algo e intercambiando sonrisas... Cualquiera diría que son una pareja de enamorados como todas las demás. Sin embargo, yo, que he leído Pomelo y limón, sé que no es así. Que la historia de Jorge y María es única... Tan única como todas las demás.



¿Que os ha parecido? Os recuerdo, por si acaso, que hay un concurso activo en el blog para conseguir dos ejemplares de esta maravillosa historia, y además dedicados a cada ganador. CONCURSO

La reseña con su video la podéis encontrar aquí :) RESEÑA

¿Aún no te has apuntado? ¿No has leído Pomelo y Limón?
¿A qué esperas? ;)

2 comentarios:

  1. Esta muy chula la entrevista =)

    La verdad que parecen muy majos, y con esto me han entrado muchisimas más ganas de leer el librooo aixxx a ver si pronto lo puedo pillar!!

    O si tengo suerte y gano tu concurso claro xD pero eso es más complicado!!

    Besikos cielote, tu como siempre te curras todas las entradas =)

    ResponderEliminar
  2. Hola! Me ha encantado tu entrevista y tu forma de como desenvolverte al preguntarles. Es una de las mejores entrevistas que he leido hasta ahora.
    Entraré al concurso ya mismo porque que se ve que el libro es muy interesante y tengo unas ganas de leerlo y ver de que va.
    Un beso y te sigo.

    ResponderEliminar